x

Correr por trabajo y convertirlo en afición

14 septiembre, 2015

Todo runner necesita una preparación especial de cara a pruebas de gran calibre como un maratón o un medio maratón. Pero al fin y al cabo correr es una afición y muy sana. En muchas ocasiones la gente se prepara para la carrera a pie como superación personal, pero también se da el caso de que para algunos, esto de correr y estar en forma, es cuestión de trabajo.

Este es el caso de muchos hombres y mujeres que entrenan para superar las oposiciones de policía y bombero. Verdaderos atletas destinados a servir a la ciudadanía, pero que también se han convertido ya en habituales de las citas del Running. Una motivación tanto de afición competitiva y de ocio, como esencial para su base preparatoria de cara a un trabajo futuro o inmediato.

Miguel Ángel Ruiz es profesor y director de Clockwork, una empresa que prepara físicamente las oposiciones a bomberos y policías y que también cuenta con una gran cantidad de runners en su plantilla. Comenzaron siendo 3 o 4 los que corrían habitualmente y ya son más de 100 las personas que acuden a las carreras uniformados bajo su camiseta.

Miguel Ángel cree que el running es imprescindible en la preparación física para cualquier deporte o trabajo donde el estado de forma sea imprescindible. Y Jorge Ibáñez, participante en los entrenamientos y runner ya inscrito para el Maratón Valencia Trinidad Alfonso de 2015, lo corrobora: “Es una manera de coger una base para hacer deporte. Para poder hacer potencia o fuerza lo primero es coger una base y la base se consigue corriendo”.

Todos los ‘clockworkers’, que entrenan en el campus de Blasco Ibáñez de la Universitat de València, dedican una media de 90 minutos durante 3 días a la semana a la carrera a pie. Sin embargo, los que quieren aspirar a cotas más altas como puede ser mejorar sus marcas en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso pueden emplear hasta 10 horas semanales al running, como es el caso del propio Jorge Ibáñez.

Jorge Ibáñez y Sergio Gómez participarán en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso por segunda edición consecutiva. Ambos realzan el gran ambiente de la prueba tanto dentro como fuera del asfalto, algo que definen como “único y que no se vive en ninguna otra prueba” del territorio español.“Yo creo que toda la persona que corre al final tiene que correr un maratón, porque es como la prueba por excelencia. El año pasado corrí mi primer maratón y el ambiente que he vivido en el maratón no lo he vivido en ninguna prueba ni en Valencia ni en ningún otro sitio”, señala Jorge.

Miguel Ángel, que además de coordinar los entrenamientos, corre con el grupo todo el circuito de carreras populares del Ayuntamiento de Valencia, confiesa que “la sensación que experimentas cuando entras en meta del maratón no tiene nada que ver con ninguna prueba. Ni la media ni el triatlón ni ninguna carrera que haya hecho yo. Como el maratón, como yo lo viví, ninguna, además de que la meta flotante le da algo que no tiene ninguna carrera”.

Sergio, por su parte, compara a la prueba con los grandes puertos de montaña de las carreras ciclistas por la elevada afluencia de público: “Cuando bajas por la Calle Colón con dirección hacia el Antiguo Cauce del Río, parece como el Tour de Francia, que solo caben tres corredores porque la gente se echa encima a animar”.

Pero Clockwork, al no ser un club al uso, no tiene objetivos para las carreras. Ellos lo tienen claro, que lo suyoes disfrutar de Valencia como Ciudad del Running. Bueno, Miguel Ángel, como preparador, sí tiene alguno: que los que van a correr no se lesionen por el camino y alcancen sus retos profesionales.

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar