x

Correr de noche, la mejor opción para el runner en verano

11 agosto, 2015

Cuando hace calor los médicos recomiendan moderar los esfuerzos físicos, pero un runner de pura cepa no puede dejar de correr ni en verano. Los médicos aconsejan siempre estar muy bien hidratado y en zonas de sombra. Con la llegada de la época estival muchos son los runners que bajan el ritmo durante algunos meses, pero otros muchos se mantienen en su línea de entrenamientos gracias a farolas y linternas. Son los corredores nocturnos. La gente que aprovecha cuando bajan las temperaturas en la época veraniega para seguir dándolo todo kilómetro tras kilómetro y mantener una continuidad en su ritmo pese a vacaciones o climas poco propicios.

Cada vez son más los que corren de noche porque prefieren hacerlo con calma, sin gente que pueda condicionar su ritmo o aglomeraciones de runners en las tardes, hora punta para los corredores. Y el verano junta las condiciones propicias de temperatura y tiempos de trabajo para poder disfrutar de correr a horas “intempestivas”.

Pero no solo aparecen los runners nocturnos en verano. Hay una infinidad de gente que por cuestiones laborales u otras ocupaciones (véase niños) solo tiene tiempo para salir a rodar cuando cae el sol, ya sea en invierno o en verano. Estos lobos solitarios también se sienten en su salsa conforme llega la noche, ya que los asfaltos se encuentran bastante más liberados que por las tardes.

El verano es la mejor época para este tipo de corredor por muchas razones. La temperatura no es tan asfixiante como durante el resto del día y, con un poco de suerte, puedes encontrar una brisa que ayude a soportar los más de 25ºC; habrá pocos compañeros que puedan entorpecer tu ritmo y podrás tener un mayor control de los movimientos y de la respiración; y un mayor consumo de los hidratos de carbono ingeridos durante el día, que te permiten afrontar la noche con el estómago algo más descargado.

Sin embargo, correr de noche también tiene sus peros. Hay que llevar mucho cuidado con cualquier agujero que pueda haber a lo largo del recorrido y es importante tener alguna manera de iluminar la vía por la que corremos. Lo imprescindible es siempre llevar un móvil con el que poder llamar emergencias o comunicarnos con alguien cercano en el caso de que suframos alguna lesión repentina, porque por la noche son menos los runners que puedan ayudarte o la gente que se encuentre por la calle para socorrerte en caso de sufrir cualquier imprevisto.

Por último, pero no menos importante, llevar ropa de colores llamativos y reflectante facilita la visibilidad del corredor y permite a los transeúntes ver por donde circulan los runners.

Correr de noche se convierte en una opción más para no perder el ritmo durante la época estival y poder disfrutar de hacer deporte los 365 días del año.

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar