x

15/42: Correr para conciliar la vida laboral y familiar

18 mayo, 2016

Jorge Cantero pasa por el arco de llegada con Paula en brazos. Sentada en el carro, Nuria sólo piensa en hacerse mayor para unirse a su papá y a su hermana en esa escena que suele inmortalizarse. La idílica imagen que protagoniza este vecino de Alboraya siempre que le es posible: «Entiendo que en pruebas del calibre el Maratón Valencia Trinidad Alfonso no esté permitido». Es el resultado de un gran sacrificio. «Conciliar», es el verbo que ha de conjugar Jorge, como tantos otros deportistas, para rendir «Con la familia, con el trabajo y las carreras cuando se puede». Este valenciano de 38 años tuvo su primer contacto con el atletismo popular en noviembre de 2014. «Siempre había practicado deporte pero conocí a mi mujer, me casé, llegó la primera hija y cuando me di cuenta tenía una vida totalmente sedentaria». Valoró los pros y contras de algunas actividades y escogió la más compatible con su día a día: «El running era el único que me podía permitir por tiempo ya que no hacía falta que contara con nadie y podía salir cuando quisiera». Una decisión con unas consecuencias inimaginables para Jorge: «He practicado multitud de deportes a lo largo de mi vida, pero lo que me reporta este no lo puedo explicar. Me completa mucho a diferentes niveles».

Su campo de entrenamiento, envidiable: «Corro por Alboraya». Es testigo de cómo el paisaje varía según las horas del día: «Depende de la temporada voy cambiando. Normalmente me levanto a las seis dos veces a la semana. Si algún día no he podido ahora que alarga un poco el día lo hago por la tarde cuando las nenas ya están dormidas. Los fines de semana si no hay carrera salgo a las siete de la mañana». El 20 de noviembre disputará su cuarto maratón con un objetivo: «Igualar las 3 horas 30 o bajarlo ligeramente pero tampoco puedo hacer ninguna locura que tengo dos hijas…». Su debut en los 42.195 metros fue en Madrid. «Era una fin de semana que no tenía hijas y convencí a mi mujer para ir al teatro y de paso corrí el maratón. Pude terminar pero llovía mucho y no pude disfrutarlo igual, claro». El siguiente, fue en Valencia el año pasado: «Correr por tu ciudad es diferente. Y el ambiente que hay es espectacular. Sólo la llegada justifica el esfuerzo».

15

*Historia publicada originalmente en el diario Las Provincias.

Puedes descubrir todas las Historias de 42.195KM en este enlace

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar