Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

X

Denise Cavallini: “En Valencia te lanza el ambiente, hasta debes frenar tu ritmo”

11 Julio, 2017

Denise Cavallini es una corredora dentro del grupo de los casi dos mil italianos que vinieron a correr en el Maratón Valencia el pasado año. Al igual que sus compatriotas, disfrutaron de la mejor carrera de 42 kilómetros en España. Pero en su caso, su gran marca le ha valido para repetir viaje a la Ciudad del Running.

Y es que Denise cruzó la meta sobre el agua del Maratón con un tiempo de 2:48:05, siendo la primera italiana no profesional en acabar los 42.195 metros en la Ciudad de las Artes y Ciencias. Eso le valió el premio de ATIS Valencia (Associazione per il Turismo Italiano in Spagna), con quien colabora la organización de la prueba valenciana, para disfrutar junto a su pareja Luca de un fin de semana en València para dos personas. Denise aprovechó para conocer un poco más la ciudad que ya le encantó el pasado mes de noviembre y, cómo no, para seguir recorriéndola a golpe de zancada.

Con Denise, repasamos junto a la misma zona donde cruzó la meta hace unos meses, su experiencia en Valencia… a toda velocidad. “Elegí Valencia para correr un cerca de Italia y que fuera rápida, por eso llegamos aquí con un grupo de amigos y corredores de Sestriere. Y yo hice 2:48:05, un poco mejor de lo que quería. La primera parte del recorrido es para correr rápido y me tocó frenar mucho, porque la música y el ambiente en las calles incitaban a correr más rápido del ritmo previsto. Me asustó la proyección al paso por la media (2:45), pero es que no podía dejar de ir rápido. Te lanza el ambiente”, recuerda Denise mientras mira el lago junto al Museo Príncipe Felipe en el que finaliza el maratón.

Tres días en Valencia y 42 kilómetros después, Denise sigue teniendo muy claro lo que destaca. “Este entorno de salida y meta es muy bonito, pero el ambiente es determinante. No hay un solo tramo en el que esté vacío de personas. Está lleno de fiesta, de gente disfraza (las Fallas)… en el momento de crisis de todo maratoniano, eso te empuja como no te imaginas”. “Y sí, esos últimos metros del Maratón Valencia tienen una belleza única”, recuerda la italiana, mirando hacia el lago sobre el que se coloca la meta y que ahora presiden las esculturas de Manolo Valdés.

“Cuando bajas en los últimos kilómetros a esta Ciudad de las Artes y Ciencias ya te crees que estás llegando y aprietas, pero después aún te faltan unos 300 metros más, pero sacas fuerzas de dónde no las tienes porque merece la pena disfrutar esta recta final. Una emoción única correr por encima de esta moqueta azul sobre el agua”.

Una anécdota que le marcó en València

Denise repasa otra anécdota que le marcó a ella y su grupo de amigos. “Estábamos viviendo la euforia del día previo en esta feria del corredor en Expo Deporte en este magnífico sitio y, además, con ese plato valenciano perfecto en la Paella Party, que tiene todo lo que un corredor necesita, arroz, carne, verduras… De regreso al apartamento, un compañero se olvidó su móvil en el taxi, y el conductor volvió a la feria a preguntar los datos a la organización, nos localizaron y nos volvió a traer el móvil al apartamento”, recuerda la italiana.

“Estábamos tan agradecidos que quisimos que nos llevara al día siguiente en taxi a la salida, pero su respuesta fue lo que más me gustó. Nos dijo que el domingo no trabajaba, que era el día de la Maratón y bajaba a la calle a animar con su familia. Una ciudad entregada”.

Con mucho menos ambiente maratoniano, pero la misma belleza en la ciudad, Denise nos cuenta que gracias a ATIS “disfrutar de este fin de semana, que era algo que no me esperaba. Todos mis amigos me quieren mucho, pero ahora me tienen envidia por esto que me ha pasado y que me ha permitido venirme con Luca, que estaba trabajando en noviembre, y disfrutar juntos de toda la belleza de esta ciudad”.

Disfrutando de València y el Circuit 5K

Y, por supuesto, con las zapatillas puestas. “El viernes en cuánto llegamos ya nos fuimos a correr un poco por el Jardín del Turia, que es un espectáculo de deporte para la ciudad. Y también ese circuito de corredores (Circuit 5K) que llena de vida y deporte este jardín. No hay nada parecido en Italia y sería sensacional disfrutarlo”.

El próximo noviembre, Denise correrá el Maratón de Nueva York a principio de mes. Pero seguro que sigue recordando su bonita, y rápida, experiencia en Valencia. La placa de recuerdo de ATIS, tras la cena en nuestra ciudad junto a Andrea Bergamini, presidente de la asociación, siempre se lo recordará.