x

Raquel: soltar el tabaco para agarrar el maratón

5 octubre, 2018

A Raquel Ortiz le cambió la vida la primera vez que se calzó las zapatillas: «Me desenganché del tabaco y me enganché a correr». Nació en Alfafar el 25 de diciembre de 1985 y aunque aprovecha el carril bici para entrenar también se cita en el epicentro del atletismo popular de Valencia con el resto de su equipo, el Runners a quienes conoció gracias a las redes sociales.

historia-42k

«Cuando empecé a correr, vi por Instagram una foto de ellos y pensé que sería una buena idea unirme a ellos, les envié un correo y desde el primer momento disfruté mucho, conoces a gente, te lo pasas bien y los entrenamientos se viven de manera diferente», explica Raquel, quien ya prepara el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. «Debuté el año pasado, algo impensable para mí. Disfruté muchísimo del ambiente y de la meta azul. Además mi novio Jaume se compinchó con mi familia y fueron todos a verme con pancartas, fue algo increíble», recuerda esta atleta quien también reconoce que ese mismo día decidió que no sería su única vez en los 42.195 metros: «Lo gocé pero también sufrí mucho, eso sí, nada más cruzar la línea de meta supe que quería repetir». Ahora ya piensa en su tercer maratón, aunque no será en Valencia. «Me caso en noviembre del año que viene por lo que me será imposible planteármelo, así que estoy mirando correr en otra ciudad, quizás en Berlín, que me han hablado muy bien», comenta Raquel.

No irá sola a la ciudad alemana. Allí estará Jaume, su futuro marido y a quien conoció gracias al atletismo popular y quien le hizo vivir por primera vez la fiesta del ‘running’ en Valencia: «Nunca había ido a ver el maratón y fui porque él corría. Me pareció increíble la cantidad de personas que salen a la calle, los puntos de animación, la música, todo, me encantó y decidí que quería saber cómo se vivía desde dentro, así que empecé a prepararme para ello, algo que en realidad nunca se me había pasado por la cabeza que podía conseguir».

Este año será ella la que haga de cicerón de su cuñado y aconseja a los que se estrenen en el próximo dos de diciembre en la prueba reina del atletismo popular que saboreen tanto la prueba en sí como todo lo anterior: «Hay que disfrutarlo todo, desde la preparación que a veces se hace dura hasta después de haber cruzado la línea de meta. Le diría al a gente que se emocionen en cada uno de los 42 kilómetros porque es algo único».

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar