x

Doce consejos para disfrutar en las carreras como buen corredor

13 febrero, 2015

Cada día somos más corredores entrenando. Cada día, hay más gente corriendo en las carreras. Celebramos esta explosión deportiva, pero el elevado número de usuarios en las carreras hace que, cada vez más, mantengamos una serie de lógicas normas de buen comportamiento para disfrutar de las carreras y dejar disfrutar al resto de usuarios y corredores.

Este Manual del Buen Corredor pretende ser, simplemente eso, un recordatorio de buen comportamiento que todos los corredores debemos tener muy presentes cada vez que salimos a entrar, cada día que participamos en una prueba popular.

Post_Manual_Corredor_VCR

1. Saluda cuando te encuentres con otros corredores.

Cada vez somos más corriendo, calentando o entrenando. Saludar a los corredores que te cruzas o con los que compartes espacios deportivos no te ayudará a ser más rápido. Pero tampoco te hará más lento. Aunque sí crea buen ambiente.

2. Corre por el lado derecho del carril.

Si estás entrenando o corriendo permite que otros corredores más rápidos puedan adelantarte sin problemas. Así se facilita la circulación de corredores, sobre todo, en las zonas con más ‘tránsito’ o en las carreras con calles o pasos más estrechas.

3. No corras sin dorsal.

Si no quieres pagar en una carrera porque no te gusta la camiseta que dan, te parece muy cara la inscripción o, simplemente, se te pasó el plazo de inscripción… es fácil: No participes. Pero no corras sin dorsal o con éste falsificado. Hay muchas más carreras. Corriendo sin dorsal no solo estás engañando a la organización, también estás restando servicios a otros corredores que sí han pagado por ellos y, además, corres el peligro de sufrir un accidente o lesión y no estar cubierto de ese riesgo.

4. No recortes en las carreras.

¿Te has preguntado alguna vez cuántos segundos ganas recortando en una rotonda o esquina? Muy pocos. Sin embargo, pones en peligro no solo tu físico, si no también el de otros corredores con esos giros y accesos no previstos. Y, además, puedes hacer daño a otros viandantes que estén viendo o esperando tranquilamente en la acera. Además de hacer trampas, te estás engañando a ti mismo, ¿para eso has madrugado? ¿para ahorrarte unos metros?

5. Interésate y ayuda a un corredor que haya desfallecido.

Preocúpate siempre por un corredor que haya desfallecido en una carrera o se haya lesionado. Y si es necesario, reclama la presencia de la Asistencia Médica que existe en las pruebas. Si algún día eres tú el que tiene un problema físico o agotamiento, te gustaría ser ayudado…

Imagen_web_VCR_Manual

6. Trata de ser limpio con las botellas de agua y los vasos.

Los corredores necesitan hidratarse antes, durante y después de las pruebas. Pero no es necesario arrojar los vasos o botellas al suelo, aunque haya gente que tenga la labor de recogerlos después de las carreras. Con un poco más de nuestro esfuerzo tirando los vasos o botellas de avituallamiento a la papelera o contenedor también estamos haciendo más grande el running.

7. No mientas en la marca prevista y respeta los cajones.

Eres rápido, pero no tanto. Sé sincero con la marca prevista para una carrera en la que te la soliciten para darte un dorsal por cajones por tiempo. Engañar al resto de corredores y, sobre todo, a ti mismo, solo hará que las salidas sean más lentas para todos.

8. No adelantes con peligro de hacer caer a otros corredores.

En muchas ocasiones, por el punto anterior, o por llegar más fuerte que tus compañeros a meta realizas movimientos que pueden hacer caer a otros corredores en ese sprint inicial o final. Aguarda tu momento y pide permiso para adelantar a otros corredores sin peligro.

9. Responde con agradecimiento al público.

A todos nos gusta correr con gran ambiente en las calles… sobre todo, las pruebas más duras y largas. Pero siempre hay que ser agradecido con esas muestras de apoyo anónimo de gente que te anima sin conocerte, que se toma la molestia de llamarte incluso por tu nombre (del dorsal) y te empuja a la meta. Responde, da las gracias, choca las palmas, sonríe… a todos los que te animan.

10. Da siempre las gracias a los voluntarios y avitualladores.

Llevan horas trabajando, muchas veces de forma voluntaria y altruista, para que tú recibas tu medalla de ‘finisher’ o botella de agua. Han pasado miles de corredores antes que tú y faltan otros miles por pasar ante ellos. Pero siempre te sonríen y animan. Da las GRACIAS, cuesta muy poco.

11. Extrema el cuidado si corres con un niño o carrito de bebé.

En muchas pruebas no está permitido el acceso a meta con niños en brazos por la seguridad de ellos y del resto de participantes. Revisa el reglamento y extrema siempre el cuidado. También cuando participas con un carrito de bebé con niños dentros, aunque éstos estén adaptados (recuerda que no todos son válidos) para que nadie sufra caídas.

12. No corras con tu perro en las carreras.

Aunque pensemos que sí, muchas carreras, por número de participantes, no están pensadas para acudir y competir con tu mascota preferida. Hay pruebas específicas para que sí podáis disfrutar juntos de vuestra afición a correr. Piensa que tu perro puede asustarse con la aglomeración de corredores en momentos o asustar a otros corredores que participen.

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar