x

Día Mundial del Riñón: correr puede ayudarte en tu salud renal

9 marzo, 2017

En el Día Mundial del Riñón, que se celebra cada año el segundo jueves del mes de marzo, recordamos la importancia de una correcta hidratación y cuidado de este órgano en la práctica deportiva, tanto en los entrenamientos como en carreras.

Correr y salud renal

El ejercicio aeróbico y la carrera constituye una herramienta de apoyo importante para la salud. Mejora el funcionamiento de los músculos, ayuda al control de la tensión arterial, disminuye los niveles de Colesterol y triglicéridos y ayuda a mantener el peso bajo control.

Actividades como montar en bicicleta, nadar o correr pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 – principal causa de la insuficiencia renal en el mundo occidental – al mejorar los factores del síndrome cardiorenal ( resistencia a la insulina, niveles bajos de colesterol bueno y tensión arterial alta). Además, y según un estudio de la «Clinical Journal of Sport Medicine”, el ejercicio ayuda a prevenir el daño renal que se produce con el envejecimiento: los riñones de personas que realizan ejercicio físico con regularidad tienen un mejor funcionamiento de los riñones.

Sin embargo, los beneficios que el ejercicio puede tener en la salud de los riñones pueden verse reducidos para aquellas personas que realizan horas de entrenamiento intenso sobre todo en un ambiente húmedo y con calor en donde se puede producir una rotura de las fibras musculares (rabdomiolisis)  que puede asociarse con una insuficiencia renal aguda.

Por suerte, el preservar la salud renal es tan sencillo como prestar especial atención a la hidratación durante las horas de entrenamiento, evitar tomar anti inflamatorios no esteroides o correr cuando estamos con un proceso gripal.

La cantidad de hidratación dependerá de la sed que tengamos ,la cantidad de sudoración y las condiciones climatológicas y del tipo de ejercicio. En cualquier caso, y para evitar el riesgo de hiponatremia severa asociado a la ingesta excesiva de líquidos, lo recomendable es beber entre 400-800 ml/hora.

En el caso de que la orina no sólo esté oscura, sino que tenga tintes marrones, es hora de abandonar la carrera y acudir con celeridad a los servicios médicos. De cualquier forma, si a lo largo de la carrera ves que orinas poco o que cuando orinas es demasiado oscura, trata de beber con más frecuencia.

También es importante hidratarse, además de con agua, con bebidas con sales minerales y electrolitos.

Correr por la sombra, usar ropa ligera y de colores claros también pueden ayudar a cuidar tu hidratación durante la carrera.

[vcr_note note_color=»#f89e28″ text_color=»#040404″ radius=»5″]Dr. Manuel Angoso, jefe de la Unidad de Hemodiálisis del Hospital Nisa Virgen del Consuelo[/vcr_note]

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar