x

Algunas de las 15.858 grandes historias del Maratón Valencia

26 noviembre, 2016

Cada corredor una historia. Una gran historia 42K para cruzar la meta del Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP y conseguir hacer realidad su particular sueño, al ritmo y tiempo que sea. Algunas de ellas, nos las han hecho llegar los propios corredores, y nos podemos resistir a publicarlas. Ellos, como tú, vivieron su gran historia en el Maratón Valencia. Aquí están:

 

Luis volvió a Valencia para retomar el Km41

img_0565Luis Lozano es reto, superación, fiesta y homenaje a las dos personas del público que en el Maratón Valencia de 2015 me atendieron en el Km. 41 al sufrir un síncope. Todo eso significa la Maratón. Ilusión, reto, esfuerzo, desafío y amor propio…Un día lleno de emociones, sensaciones y superación pero también fiesta y solidaridad.

En la anterior Maratón de 2015 y cuando solo quedaba 1km para llegar a la Meta, sufrí un grave desvanecimiento que me obligó a abandonar la carrera. En el tiempo que estuve inconsciente esperando a la ambulancia, dos personas del público me atendieron y cuidaron, incluso uno de ellos me acompañó en la ambulancia al hospital donde estuve ingresado.Todo eso quedó en mi recuerdo. Y un año después, y sin haber podido transmitirles personalmente mi gratitud, aquí estoy corriendo la Maratón 2016  y dedicándoles a ellos y a mi familia, mi personal homenaje.

 

Miguel, pasión por correr por encima de todo

 

captura-de-pantalla-2016-11-26-a-las-9-11-56

Miguel Chavero acaba de terminar su tercer maratón. Miguel, un joven ingeniero de telecomunicaciones, que vive media vida subido en un avión entre Oceanía Asia Europa y Medio Oriente, los fines de semana reside en Valencia, donde finalizó otro maratón. A los 20 años, por un accidente de tráfico, se rompe el plexo braquial, quedando así con una minusválida del 43%, lleva una prótesis adaptada a su brazo, haga frío o calor, esté en el país que sea, Miguel aprovecha cualquier minuto para sus entrenamientos. En su maleta, además de sus trajes, lleva todo el material necesario para sus entrenamientos… los que le hicieron ser finisher en Valencia con 3:41:00.

El primer maratón de Francisco

Llegó el día D. Eran las 05.00 am y el cuerpo sabía lo que le esperaba. Tras «dormir» (lo pongo entre comillas por que seguro que más de uno y de una sabrán como se pasa esa noche). Desayuno, sin hacer mucho ruido para no despertar a mis acompañantes. Me visto como cuando te pones por primera vez el traje de comunión, despacio, que todo este en su sitio y que no se mueva, nervios, y viaje al servicio para salir listo en todos los sentidos. Viaje en metro, y paramos en la Alameda, y cogemos todo el parque del Turia hasta la zona de salida.

img-20161120-wa002215 minutos andando donde vas pensando, donde conoces a gente que va a compartir la misma locura que estás a punto de realizar. Llegamos a la salida, y busco mi cajón, me sitúo y son los últimos momentos que te quedan para reflexionar. Ya estás donde quieres estar. La preparación de todo ese tiempo de sufrir, entrenar, las horas que le has robado al reloj por las mañanas para hacer tus tiradas largas, todo lo vas a plasmar en esos «42 km y pico». Llegó el momento, solo queda disfrutar durante todo el trayecto.

Tras ver como todo ese barullo de gente se mueve, empiezo a andar y poco a poco me voy incorporando a trote hasta coger mi ritmo. Me pongo la música y empezamos. Una salida increíble, los pelos de punta y un nudo en el estomago, me costaba hasta respirar, pero es una sensación que me gustaba sentir, esto es un Maratón por cosas así. Durante los primeros km, aproximadamente los 10 primeros, la gente que corre habla y anima, hace bromas para que todo sea más ameno, es de agradecer.

Seguimos y seguimos y ya nos acercamos a la media maratón, 21 km y la cosa ya va más en serio, ya no se oyen tantos murmullos y se escuchan mas respiraciones profundas. Llevábamos la mitad y las primeras paradas de gente se veían, rampas, calambres… seguidos de estiramientos, todo lo posible para poder seguir. Cada vez se escuchaba más el apoyo de la gente de fuera, animando, chocando la mano, corredores y corredoras que se acercaban a las vallas para abrazar a sus hijos, besar a sus parejas, o simplemente saludar a sus amigos. Situaciones que ponían la piel erizada. Y llegamos al famoso km 33-34, temí por el famoso muro o si me pillaba «el tío del mazo». Pero mentalmente me guiaba por impulsos y recuerdos positivos.

Llevaba 4 meses, entrenando para eso, 70 km a la semana, no iba a dejar que me pillará, así que a subir volumen a la música y a seguir, aunque la gente que gritaba hacia que no escuchara ni la música, y eso todavía me daba más fuerza para seguir. Km 38. Las piernas respondían, pero no con la fuerza que yo quería. Había llegado la hora de tirar de cabeza y de corazón. Quedaba nada, solo 4 km, pero sabía que iban a ser muy largos. Decido quitarme la música y los auriculares y guiarme por el público para que fuera más llevadero, hasta que entramos en la recta final. Ya veía el cartel de FINISH, el que todos pensábamos que era el final, pero no, aun quedaban 2 curvas más para completarlo. Entramos todos los corredores en el recinto, con todo lleno, y cuando digo lleno, es que no cabía ni un alfiler, cogemos la curva a derechas , luego a izquierdas, y entramos en la pasarela de la recta de meta.

En este momento se paraliza el tiempo, la emoción te embriaga, la ilusión de haber acabado tu misión, el ver como las personas que han venido contigo están esperándote y gritándote y gente que aunque no conoces, hacen lo mismo, y tu lo agradeces con un simple gesto con la mano, o con una sonrisa por que no tienes fuerzas ni para hablar. Es una sensación inexplicable. Para saber de que hablo deberías vivirlo en persona por que es imposible transmitirlo. Cruzas el arco de meta, y es inevitable, se escapan unas lágrimas de emoción. Tanto sufrimiento ha valido la pena, eres finisher del maratón. Te ponen la medalla y la luces. Creo que todos/as nos lo merecemos. Acabas muerto, pero pensando, que no va a ser el último. Esto es la esencia de este deporte, y es lo que lo hace que sea tan especial.

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar