x

1/42: Carmen estrena década y distancia

7 marzo, 2016

Que Carmen Alapañés sea la primera inscrita en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso de 2016 es cosa del destino. O de la tecnología. «El plazo para apuntarse se abría el martes pasado a las diez de la mañana y cogí el móvil a esa hora y entré en la web para inscribirme. Pensé que si estaba colapsada o tenía problemas sería una señal de que no tenía que correrlo. pero fíjate, ¡la primera! en enero cumplí los 30 y será una buena manera de celebrar la nueva década», explica todavía sorprendida esta joven de Villena, que debutará en la distancia de Filípides en Valencia. Una prueba que el año que viene también estará de estreno al ser reconocida con la medalla de oro de la IAAF, el máximo galardón.

Carmen se esperaba que hubiera un aluvión de inscritos y la verdad es que así fue. De hecho, a los 52 minutos de abrir el plazo ya había 1.000 dorsales comprometidos. Hasta hoy llevaba muy en secreto los planes que tiene para el próximo 20 de noviembre: «Sólo lo sabe mi pareja. Y a él se lo dije después de haberme inscrito. Él, que también corre, me dijo que porqué no se lo había propuesto para ir juntos para correr la prueba pero le dije que participar en un maratón es algo muy personal», afirma Carmen, que tiene un gran reto por delante. Mientras su pareja se lo piensa, intuye que tendrá otro acompañante de lujo: «Mi padre sólo completó un maratón hace 20 años. En 2015 se preparó el de Murcia, fuimos toda la familia allí a animarlo y en el kilómetro 32 abandonó. Me dijo que creía que sólo haría uno si corriera yo». Ahora es el momento de terminar en familia aquella tarea.

Parece que ha llegado el momento de que Carmen dispute la carrera por excelencia con su progenitor, a quien debe la pasión por el atletismo: «El deporte siempre ha formado parte de la familia. Toda la vida hemos ido a ver a mi padre, estuvo en el Valencia CF y en el Kelme y yo le seguí. Estuve federada desde los 10 años hasta los 22 años. Incluso llegué a competir en campeonato nacional por la Comunitat. Luego las lesiones y la Universidad me alejaron de la competición». «Quedan nueve meses, un embarazo, y ya estoy nerviosa«, afirma Carmen. Su experiencia, ya que también ha asesorado a grupos de entrenamiento, le obliga a ser cauta: «Se corre con el corazón, pero también con la cabeza. Las piernas son importantes pero no sólo es eso, durante las pruebas la gente se viene arriba y pueden terminar con lesiones».

1

*Historia publicada originalmente en el diario Las Provincias.

Puedes descubrir todas las Historias de 42.195KM en  este enlace

Noticias relacionadas

Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar